Pensarte

Nubes oscuras
Nubes oscuras
Nubes oscuras
Nubes oscuras
Nubes oscuras

ENTRE LA TIERRA Y EL CIELO

 Por Laura Ruiz Cadena 

Entre el cielo y la tierra hay un lote. 

Un lote, con la guerra más grande. 

Una guerra que ya no es de colores. 

Una guerra que consume y quema. 

Una guerra que se lleva mi sangre. 

 

Que lote tan perdido. 

Se pudre apunta de los gritos de aquel hombre. 

“solo son para reproducir”. 

“solo son para cuidar”. 

“solo son para amar”. 

“Solo son para dar”. 

 

Pero entre el dolor de la guerra.  

Entre tanta perdida. 

Entre tanta incertidumbre. 

Entre tantas cosas sin sentido, hay una conexión. 

 

La conexión entre concebir y el nacimiento. 

La conexión entre morir y el renacer. 

La conexión entre el ciclo de la vida. 

La conexión entre todo lo que toca la tierra. 


Hoy voy a gritar. 

Yo no solo doy vida, yo soy vida. 

Yo no solo cuido, yo me cuido. 

Yo amo, pero también temo. 

Yo doy, pero yo no tengo más. 

 

Hoy voy a gritar. 

Fui el árbol que cortaste.  

Y seré el oxigeno que te falta. 

Soy la que te da de comer. 

Y seré la misma que ya no podrás matar mañana. 

Voy a ser la madre de todos. 

Y seré la culpable de los pecados. 

 

Hoy voy a gritar. 

La respuesta siempre fue conexión. 

La solución siempre fue la conexión.  

La esperanza siempre fue la conexión. 

La vida que vale recuperar siempre fue la mujer. 

aa.PNG
bb.PNG
ccc.PNG

Diana Montaño 

Arte pop/digital con Canva 

 

La imagen y el comentario representan los principios e intenciones del grupo de Ecofeminismo-MAUA. Es una pieza de arte para imprimir sobre camisetas o en posters, con el objetivo de nutrir las manifestaciones feministas de un emblema/logo ecologista e inspiracional que funciona para convocar activismos en la lucha contra la crisis climática y las inequidades de género. La idea es proponer algo distinto y complementario al "ni la tierra ni las mujeres somos territorio de conquista". 

Imagecompleta.jpeg
Mar de plástico

Paula Rojas Guerrero  

Mixta: mezcla de resina y acrílico, con vinipel y pitillos reutilizados sobre lienzo. 

Image-1.jpeg
Image-2.jpeg
Image-3.jpeg

Atardecer 

Por María Gabriela Torres 

 

La luz que en la tarde 

entra por mi ventana 

llena la atmósfera de mi cuarto 

de tranquilidad y alegría 

con sus visos amarillos y naranjas 

que crean figuras en las paredes  

y bailan 

a medida que el sol 

baja por la montaña. 

Lepisma saccharina: duda y compasión 

Por María Paula del Portillo 

Mi lenguaje es, principalmente, el de mis amados y mi filía. "En mi casa", me contaba Santiago, "los llamamos bichos prehistóricos". Y así se quedaron. A los bichos prehistóricos les gusta el agua y la oscuridad. Se reproducen incesantemente en cada orificio de mi hogar, constituyendo un universo paralelo y ajeno que atraviesa el mío. 

Título_de_la_obra,_Florecer._Técnica
Florecer

Fotografía digital por Laura Hernández